Publicado el Deja un comentario

Hacer cerveza TODO GRANO

Si quieres saber cómo hacer cerveza a partir del grano y sin muchas dificultades, sólo hay que saber cómo, con qué material hay que contar y qué receta hacer! ¿Te interesa? Sigue leyendo y lo descubrirás. 

En artículos anteriores, os explicamos los diferentes métodos para hacer cerveza en casa a partir de extractos reduciendo así nuestro tiempo de elaboración y también el nivel de complicación.

Y ahora al fin realizaremos el proceso completo a partir de grano dejando así de usar extractos y pasando a usar cereales malteados.

¿Os animáis? Pues, sigue leyéndonos!

¿Cómo hacer cerveza en casa Todo grano?

Para empezar, tenemos que decir que este es el método más laborioso de todos y el que más tiempo nos empleará ya que realizaremos todos los procesos de la elaboración excepto el malteado. Pero tendremos la ventaja de poder controlar totalmente el diseño de la receta, personalizar las recetas y experimentar más en este apasionante mundo del craft beer. Y es aquí donde reside la magia de hacer cerveza en casa. Poder personalizar y probar recetas!!!

En primer lugar, queremos recordar los distintos procesos para la elaboración de cerveza. Y éstos son:

  • Molienda
  • Macerado
  • Sparging
  • Cocción
  • Enfriado
  • Fermentación
  • Embotellado

Lo primero que tenemos que considerar es el equipo que necesitamos para ello:

Material necesario para elaborar cerveza en casa todo grano

Material necesario para elaborar cerveza en casa todo grano
  • Un kit receta Todo grano con los ingredientes.
  • Un macerador
  • Una olla de 25L-30L (a ser posible con grifo)
  • Un enfriador (serpentín o enfriador de placas).
  • Manguera de plástico para facilitar el trasvase del mosto.
  • Una pala para remover el mosto.
  • Un fermentador que puede ser de plástico (obviamente que sea alimentario).
  • Y unas cuantas botellas vacías y desinfectadas para envasar nuestra cerveza, cuando finalicemos el proceso.

Una vez sabemos que necesitamos, vamos a ver ya cómo hacer unos litros de cerveza en casa:

1.- Molienda

Lo primero es tener una receta o saber qué receta vamos a trabajar. Con la receta y con todos y cada uno de los ingredientes, empezaremos el primer proceso: la molienda. Es aquí donde deberemos moler el grano. Podemos prescindir de este proceso si adquirimos el grano ya molido. Es importante tener en cuenta que la cascarilla del grano quede o se mantenga lo más íntegra posible, por lo que debe tener un molido heterogéneo y que suele obtenerse con molinos de rodillos.

Una vez tenemos nuestro grano molido empezaremos con el proceso de:

2.- Macerado

Este paso puede realizarse de diferentes maneras siempre que podamos mantener una temperatura más o menos estable durante el proceso que suele durar unas dos horas. En este caso utilizaremos una termo-nevera que funciona muy bien para mantener la temperatura estable y con añadir un par de veces agua para mantenerla dentro del rango, conseguiremos un macerado bastante aceptable, aunque también podría usarse una olla con una bolsa de macerado para evitar caramelizar nuestro grano con el fuego. Con este último método es difícil de mantener la temperatura estable.

Así pues precalentaremos la termo-nevera durante unos 15 minutos llenándola con agua caliente a más de 80ºC. Una vez tenemos la termo-nevera a temperatura, la vaciaremos para empezar el proceso de macerado.

Para ello añadiremos la mitad de litros de agua que vayamos a utilizar a 75ºC. Una vez tenemos este agua, iremos añadiendo el cereal a la vez que continuamos añadiendo el agua restante a 75ºC a razón de 2,5 litro/kg

proceso macerado

Al añadir la malta, la temperatura se irá graduando y bajará de esos 75ºC y cuando la tengamos a unos 65ºC, tenemos que tapar y dejar macerar durante unas 2 horas. Cada 30 minutos, removeremos nuestra papilla con la pala y controlaremos la temperatura, añadiendo algo de agua caliente si fuese necesario para mantenernos en ese rango de los 65ºC.

3.- Sparging

Una vez terminado el macerado, pasaremos a la aspersión del grano. Para ello, prepararemos agua a 78ºC y necesitaremos que nuestra termo-nevera disponga de un filtro y un grifo. En el caso de no tener filtro, deberíamos haber utilizado una bolsa de macerado en lugar de macerar nosotros directamente el grano. Así pues dejaremos reposar unos 15 minutos para que las partículas sólidas vayan sedimentándose y seguidamente haremos recircular nuestro mosto saliendo por el grifo y volviendo a remojar la malta para así también acabar de extraer el máximo rendimiento a la malta y conseguiremos que nuestro mosto pase de ser turbio a tener un aspecto más claro.

proceso sparging o aspersión en cerveza en cas

Después de recircular unos 5 litros de mosto, iremos trasvasando nuestro mosto al recipiente de hervido mientras vamos añadiendo el agua que teníamos previamente a 78ºC. Este proceso puede variar en el tiempo dependiendo de lo espesa que haya quedado nuestra papilla y de los litros a elaborar, pero normalmente este proceso suele durar entre media hora y una hora.

El agua se añadirá creando un flujo estable entre el mosto que sale y el agua que añadimos para hacer que nuestro grano quede siempre debajo del nivel del mosto y siempre esté cubierto de agua.

La cantidad de agua que añadiremos irá relacionada con la receta que elaboramos así que una manera de ver cuando dejar de añadir agua sería cogiendo muestras y tomando la densidad para hacernos una idea de por donde vamos, considerando la densidad que requiere nuestra receta y teniendo en cuenta que en el hervido siempre ganaremos unos puntos. En caso de no poder controlar la densidad añadiremos el agua restante para los litros que queremos elaborar teniendo en cuenta que en el hervido se evaporará algo de mosto así que por ejemplo para elaborar 20L añadiríamos agua hasta tener unos 23-25 litros.

Una vez tenemos todo el mosto trasvasado a la olla de hervido pasamos al siguiente paso en nuestro proceso de elaborar cerveza en casa!

4.- La cocción:

Conforme va subiendo la temperatura, se irá formando una espuma que puede contener partículas sólidas que deberemos ir retirando con un colador lo más fino posible.

cocción cerveza

Cuando nuestra ebullición es vigorosa empieza nuestra cocción. Este proceso durará entre 60 y 90 minutos y es cuando debemos añadir el lúpulo seleccionado para nuestra cerveza. Añadimos lúpulo en nuestra cerveza en función de la receta que estemos elaborando y los momentos de adición también están en función del tipo de cerveza que elaboramos. La adición del lúpulo suele hacerse en tres etapas aunque podría hacerse en más o menos teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Con la adición de lúpulo que suele hacerse al comienzo de la cocción conseguimos dar amargor a nuestra cerveza . Esta suele ser al principio de la ebullición y es la que más IBUS dará a nuestra cerveza.
  • Para dar el sabor afrutado que suele darnos el lúpulo, éste lo tenemos que añadir en los últimos 15 minutos de ebullición aunque las posteriores adiciones también nos mantendrán algo de este sabor.
  • Para dar el aroma, el lúpulo se añade al finalizar la ebullición. También para conseguir aroma existen otros métodos como el Hopback donde introducimos el lúpulo en un recipiente para después trasvasar la cerveza con ese lúpulo antes de empezar el enfriado.

En el caso de hacer un Hopback en lugar de añadir el lúpulo en nuestra olla, haremos un whirlpool antes y durante unos 10 minutos para concentrar los residuos en el fondo de nuestra olla. Para ello, removemos con una pala de forma circular nuestro mosto girando siempre en un mismo sentido, y ahora sí, pasaríamos el mosto al recipiente con el lúpulo.

5.- Enfriado

Ya solo nos queda el enfriado de nuestro mosto para añadir nuestra levadura.

Este es un proceso importante y delicado ya que deberemos enfriar nuestro mosto que está a unos 90ºC  y bajarlo hasta los 18ºC-22ºC si nuestra receta es una ALE o entre 7ºC-12ºC si es una Lager para conseguir una correcta activación de la levadura.

Para enfriar en el menor tiempo posible, se recomienda utilizar un serpentín que introduciremos al final de la ebullición y así garantizar la desinfección. Una vez parada la ebullición y realizado el whirlpool con una manguera, haremos circular por dentro del serpentín agua fría para que vaya enfriando nuestro mosto. Este agua se puede almacenar y reciclar para una primera limpieza al terminar.

También hay quien sumerge el serpentín en un cubo con agua y hielo, haciendo circular el mosto por el interior y rebajando su temperatura al pasar por el hielo.

Nevera con hielo y serpetin
Hielo y serpentín

Una vez el mosto está a la temperatura indicada, introduciremos nuestra levadura y agitamos para oxigenar el mosto y tener una mejor activación de la levadura.

6.- Fermentación

Después de tapar nuestro fermentador e introducir el airlock o aireador empezará la magia de la fermentación (….). En las primeras 24 horas nos aseguraremos que ésta se ha activado y después tocará esperar. Esperar a que la levadura deje de trabajar y nuestro airlock ya no tenga actividad.

Una vez damos por finalizada la fermentación y si no queremos hacer un Dry Hopping ni madurar en frío nuestra cerveza, pasaremos al embotellado.

Dry Hopping proceso
Dry Hopping

7.- Embotellado

Para ello tenemos que desinfectar nuestra botellas y hacer un primming para que nuestra cerveza carbonate en la botella con una segunda fermentación.

Para ello añadimos entre 2 y 4 gramo de azúcar o dextrosa por litro de cerveza bien directamente a la botella con un medidor o diluiremos el total de azúcar/dextrosa en 25 cl. de agua después de hervir para evitar contaminaciones y añadimos ese agua a nuestra cerveza antes de embotellar.

Material para embotellar cerveza
Material para embotellar cerveza

Y ahora sí!! A disfrutar de nuestra cerveza!!!

Descubre nuestros kits en nuestra Beerstoshop para elaborar cerveza todo grano

¿Te ha gustado el artículo? Sigue leyendo nuestros artículos de cómo fabricar tu cerveza en casa en nuestro blog!

Te animamos a apuntarte a nuestra lista de correo para estar al día de notícias y novedades del mundo craft beer

Facebooktwitterinstagram
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *